entre chicas anda el juego

El sufrimiento de los padres

.Imagen

Hace ya años, mis tres hijos mayores, por aquel entonces de 13, 11 y 9 años, salieron juntos, de noche, invitados al preestreno de una película, creo que era Mortadelo y Filemón, por mi cuñada y su novio.
Como casi todos en aquélla época, no es que los míos fueran raros, ninguno tenía llaves de casa, por lo que, su sacrificado y sufridor padre, se quedó a esperarlos y yo, como he hecho siempre, me fui a dormir la mar de tranquila.
Al cabo de un rato, aquello que nos pasa a las que estamos acostumbradas a dormir acompañadas, presentí que mi marido todavía no había subido, miré la hora, eran las dos, y baje a ver . Lo encontré medio dormido y al oírme y mirar el reloj, empezó a angustiarse, ya que todavía no habían vuelto los niños. Yo también empecé a ponerme nerviosa, realmente, hacía mucho que había acabado la película y no entendía donde podían haber ido…. Por aquel entonces a los trece años del mayor y entre semana, no se salía. Empezamos a llamarles al móvil, no se ni siquiera si todos tenían, y, todos apagados… después de llamar infinidad de veces, entendimos que por ahí no conseguiríamos nada.
El tiempo iba pasando y los nervios creciendo. No sabéis hasta que punto puede llegar la imaginación!. Recuerdo que, pusimos incluso la radio para ver si había pasado algo, si se había acabado el mundo y nosotros sin enterarnos. No entiendo porqué no miré internet ¿Había en aquélla época?
Buscando, buscando, encontré también el móvil de uno de mis sobrinos que había ido con ellos, pero tampoco contestaba, ¡Que angustia!!!!!!!!!!!!!! Mi marido no quería llamar a su hermana a casa, ya que el móvil también lo tenía apagado, pues no quería preocupar a sus padres, y al final, decidió llamar a su hermano, el padre del otro que había ido, éste después del susto de la llamada a las tres de la mañana, despertó a su hijo para preguntar y le dijo que él había llegado a las 12,30 con el coche y después acompañaban a los míos.
Entonces ya apareció el “fantasma” del accidente de coche, y empezaron los agobios, sobre todo los míos, !!!!!, recuerdo que me puse a llorar, no os podéis imaginar el mal rato… Enseguida sonó el teléfono, que horror!!!, me temblaba todo, me moría sólo con pensar en cogerlo, ni siquiera me atrevía, se lo tuve que pasar a mi marido, él, más entero, pudo asumirlo, Dios mío! dije yo pensando ya en la policía avisándonos de algo tremendo… y, de repente, una voz desde arriba, donde están las habitaciones, mi hijo, pidiéndonos que nos calláramos que no podía dormir y al día siguiente tenía colegio.
Los dos, nos miramos incrédulos y corrimos a las habitaciones, los despertamos a los tres, ¿Qué había pasado? ¿Que hacían en casa? ¿Cómo habían entrado? ¿Porqué no nos habían dicho nada? ¿Eramos realmente tan idiotas como habíamos demostrado?
La respuesta os la podéis imaginar, mi marido se quedó dormido en el sofá, los niños habían cogido mis llaves antes de irse sin decírnoslo, por lo que no nos lo podíamos ni imaginar! llegaron a las 12 y media pasadas y sin hacer ruido para no despertar, subieron y se metieron en las camas, ah! y como antes hacíamos, apagaron el móvil, y se pusieron a dormir.
Por si tenéis curiosidad, la llamada de teléfono que los despertó, era del hermano de mi marido preocupado también porque no hubieran llegado.
Diréis, porque os cuento esto, pues porque no vale la pena sufrir tanto por los hijos, hasta que no hay más remedio, la mayoría de cosas por las que nos angustiamos no llegan pasar… porque a veces, muchas, la imaginación vuela y la angustia nos impide pensar y actuar como seguro que somos, unas mujeres inteligente, y, gracias a Dios, la mayoría de veces, no les pasa nada.

Y.R.

Anuncios

Contagia tu alegría!

Imagen

Todo@s tenemos motivos para estar tristes, pero tenemos muchos más para estar alegres!!
Quiero contaros lo que me ha sucedido esta mañana….
Conducía de vuelta a casa, absorta en mis pensamientos, que no eran otros que la enfermedad de mi madre, por todo lo que estamos pasando, yo misma notaba el rictus de mi cara, la tensión en la conducción, el malhumor creo que iba en aumento, lo notaba, lo percibía…. Os ha pasado alguna vez?? De repente, he parado en un semáforo, he mirado hacia el coche de al lado, me he encontrado con la mirada de una chica que sin conocer, simplemente me ha sonreído yo cómo respuesta, también he sonreído… parece que me estuviera diciendo, eso que yo digo Siempre, “Sonríele a la vida”!
El semáforo cambió a verde,y de repente puse la radio! Eureka!
Estaba sonando “Don’t stop the party” de Pitbull, tengo hijos adolescentes, y el repertorio muy variado!! Como me gusta el ritmo, sin darme cuenta me he ido animando sola, y se ve que incluso bailaba en el coche, no me he dado cuenta hasta que en el paso de peatones siguiente, una pareja de ancianos,cruzando, cogidos de la mano, se me han quedado mirando! Me han sonreído! Y al ritmo de la música acababan de pasar, medio bailando!! He reído a carcajadas!! Que gracia!! Increíble el poder de la alegría!! Tenía una gran sonrisa en mi cara!! He llegado a casa contenta, he puesto música a tope e incluso me he marcado un par de bailes!! La tristeza la aparqué en el primer semáforo!!
Chicas os lo recomiendo!! en momentos de tristeza, poned la música a tope, soltaros la melena en el salón de casa, pegad saltos y bailes,  cantad las canciones aunque le destrocéis el tímpano a la vecina!!
A mí me funciona, espero que a vosotras también!!

P.B.B.

¿Quien te rescalda el corazón?

consolando

¿Quien te rescalda el corazón?
Simplemente quien te dice lo que necesitas en el momento justo, ni antes ni después. Justo. Normalmente ocurre que las personas que piensas que te reconfortarán o te apoyarán son las más cercanas, craso error, la verdad es otra… está a tu lado… quien realmente quiere estar a tu lado y te quiere de verdad, la persona que se alegra por tus triunfos y la que te da la mano en tus fracasos.
Pero… ¿sabemos apreciarlo? no siempre nos damos cuenta…. a veces estamos cegados por una luz de neón, cuando es más brillante la luz de una simple velita que siempre ha estado cerca.
Mira, observa y piensa… ¿quién ha estado siempre ahí? y aquí tendrás la respuesta que tu corazón anhela.

G*M*G

Felicidad

La Felicidad es un estado de ánimo que nos invade cuando estamos viviendo un momento o un estado acorde a nuestras expectativas.

Creo que la felicidad plena no existe y creo que es inalcanzable.

En lo que sí creo es en los momentos felices, en momentos en los que te sientes satisfecho, lleno de alegría, de vida y de optimismo, cuando estás viviendo un momento en el que todo sale como esperabas y tienes aquello que cumple tu expectativa, material o espiritual… y que esos momentos pueden ser duraderos e incluso hacer sombra a otros momentos menos buenos que también llegarán.

Pero también creo que muchas veces nos sentimos infelices por lo poco realistas que somos, nos proponemos metas tan altas y  difíciles de conseguir que sólo logramos frustrarnos y sentirnos mal.

Hemos de aprender a ser felices con lo que tenemos y no esperar a serlo cuando alcancemos algo que anhelamos, que tal vez nunca llegue.

Creo que podemos convertir el sentirnos felices en un hábito, y un hábito se adquiere en 21 días, así pues, si nos lo proponemos, el 11 de febrero podremos ser “felices”.

Vamos a probarlo ¿no?, ¡Vale la pena!.

“No te levantes por la mañana esperando que sea un buen día, levántate sabiendo que depende de ti hacer que sea un buen día”.

A modo de ejercicio de optimismo, podemos poner en el espejo de nuestro cuarto de baño un post-it con una cara sonriente dibujada, y cada mañana al verlo, pensar en 3 cosas buenas que tenemos en la vida y a partir de ahí empezar el día sonriendo.

Es imposible sonreír a la vez que tener un pensamiento negativo por tanto si nos habituamos a sonreír y a salir de casa sonriendo, nuestros pensamientos serán positivos cada día.

El 11 de febrero hablamos.

Cuando un mal hábito afecta la vida cotidiana, los familiares y amigos son los primeros en darse cuenta y, generalmente, también son quienes sufren las consecuencias, y por lo tanto un buen hábito también afectará a aquellos a los que más queremos y más cercanos son.

Si intentamos salir de casa cada mañana queriendo ser felices con lo que somos y lo que tenemos, haremos también un poco más  a los felices a los que nos rodean.

NR.

.Imagen

Las tres R

Respeto

El respeto nace del Amor, del amor incondicional, de la libertad del ser, de la libertad del Querer, Algo que ni se compra, ni se vende, que nace…que se tiene.. que se obtiene….
El Respeto a uno mismo, nace en el momento en que uno se Ama a sí mismo, se Valora, y actúa conforme a lo que su conciencia le dicta. Y Siempre, la Conciencia tiene Razón, ya que la Conciencia es la Voz del Corazón.

El Respeto hacia los demás nace en el momento en el que ves al Otro con los mismos ojos con los que te ves a ti. En el momento en el que ves en el Otro, una parte de ti. Si ves sufrimiento, intenta aliviarlo, si ves alegría compártela…
El Respeto hacia los demás va más allá del Vestido, de Culturas, Lenguas, Ideas, Comportamientos… aunque a veces no seamos capaces de entender, ni de compartir… simplemente respetaremos….
Cada Uno es responsable de sus acciones, actuemos con amor, bondad y respeto…y no esperemos nada a cambio… ya que Siempre es más feliz el que da, que el que recibe!! En el mismo instante en el que estás dando, ya estás recibiendo….

Recordemos vivir con las tres R:
Respeto hacia ti
Respeto hacia los demás
Responsabilidad por tus acciones

P.B.B.

Amigas

O refundamos éticamente este país o echamos el cierre

Como citaba en un tuit esta semana Marcos de Quinto, O refundamos éticamente este país o echamos el cierre, el mal ejemplo de quienes más debieran darlo es como un cáncer.

Todos sabemos que el cáncer es un término que se usa denominar para enfermedades en las que células anormales se dividen sin control y pueden invadir otros tejidos. Las células cancerosas pueden diseminarse a otras partes del cuerpo.

Así pues, la metáfora de Marcos en su tuit es más que acertada. Por la amplia geografía de España se han diseminado infinidad de células malignas que están destruyendo todos y cada uno de los valores que un país necesita para crecer.

Políticos con grandes privilegios mientras duran sus cargos y que hacen por garantizarse alguno de esos privilegios para cuando cesen en el cargo, políticos, amigos de políticos, familiares de político enriqueciéndose ilícitamente a costa del Estado, vaciando las arcas, evadiendo capitales, haciendo trampas y organizando tramas para robar, defraudando al fisco o trapicheando a troche y moche creyéndose impunes por su condición real o irreal.

Administraciones, léase sus administradores,  que administran mal, muy mal, por desconociendo, por sinvergonzonería o por cualquier otra razón que luego compensan con recortes o recargos, pero en ningún caso intentan compensarlo de un modo que les pueda afectar a su propio bolsillo.

Y como estos habría infinidad de ejemplo de cómo y porque España no sale a flote, no puede salir a flote un país que tiene las administraciones repletas de chorizos, mangoneando en su propio beneficio. Tener 300.000 políticos más que Alemania, trabajando a costa del presupuesto, y el doble que Italia y Francia para hacer lo que hacen no tiene ningún sentido, ni siquiera lo tendría aunque hicieran el trabajo, es un exceso más.

Y claro está, también ciudadanos “avispados” que viendo la impunidad que reina se apuntan al carro y así hay 30.000 fallecidos cobrando ayudas de dependencia, miles de ciudadanos tramposos cobrando un subsidio de desempleo por un lado y cobrando de un “trabajillo” en negro por otro, otros cuantos con recetas de parientes jubilados… y ¡claro! un montón de organismos públicos que funcionan mal, que no trabajan ni con una mínima eficacia para controlar todos esos fraudes.

Y entre tanto esta noche de sábado lluviosa en Barcelona, en un barrio de la zona alta de la ciudad, una pareja de viejecitos anda hurgando en los containers que hay junto a un supermercado después de la hora de cierre buscando algo de comer.

Desde luego “O refundamos éticamente este país o echamos el cierre”.

NR.